Mujeres en la música, Bioritme 2017.

Nuestro paso por el BioRitme Festival de este año tuvo el origen, una vez más, en una de las charlas enmarcadas dentro del Espai Consciencia’t. Para quienes no tengan muy ubicado el festival, se trata un evento que además de incluir conciertos y talleres hace especial hincapié en la ecología y la conciencia. De echo se caracteriza por generar un espacio  específico para la reflexión donde se abarcan temas que pueden ir desde la soberanía alimentaria o la situación de las personas refugiadas hasta el feminismo.

En la edición anterior de BioRitme hablamos de feminismo y expusimos la situación de la mujer en la música y los espacios de ocio, abordando principalmente dos problemáticas: la poca presencia de las mujeres artistas en la escena de club/festivales y la realidad de las mujeres como usuarias de esos espacios de ocio. Prueba de que la charla caló fue el aumento de mujeres artistas en el cartel de este año y la nueva invitación a charlar que nos ofreció la organización.

Esta vez desde MYM quisimos centrarnos en la experiencia de las mujeres como artistas. Sin embargo no quisimos hacerlo solas, para abordar la situación de las mujeres encima de los escenarios  pensamos que era buena idea compartir la oportunidad de exponer nuestras realidades con más artistas. Así que tras una breve introducción sobre el proyecto y los resultados de este tiempo de trabajo, se sumaron a la conversación artistas de varios grupos invitados al festival, entre ellas podréis encontrar a Vera y Bárbara de Mafalda,  Marta de Chotokoeu, Queralt de De la Carmela y DJ Partisana.

Entre los temas que se abordaron destacan las situaciones de machismo cotidiano que viven las artisas, el techo de cristal y como lidiar con ello  (y como ello afecta especialmente a las artistas trans), la necesidad de la pedagogía feminista para conseguir cambios vs el cansancio emocional que implica estar constantemente trabajando en ello o la responsabilidad del público a la hora de reconocerse sujeto activo en la creación y consumo de la cultura y por consiguiente el entenderse como persona con derecho a la hora de exigir unos mínimos de igualdad de género en los eventos a los que asiste.

La verdad es que fue un lujo poder compartir reflexiones con todas ellas y confirmar que, poco a poco, vamos tejiendo redes y generando cambio. ¡Gracias chicas!

Sin más, para quienes no pudistéis estar en la charla o para quien le apetezca repetir, ¡Os dejamos el vídeo!

 

* NOTA: Dado lo polémico del tema, el debate sobre Ítaca Band en el turno de preguntas se alargó, con la intervención de varias artistas y un miembro de la banda entre el público. Desde MYM hemos conversado con las participantes en la discusión y finalmente hemos decidido recortarlo para evitar que el foco de atención se centre en este tema y queden en segundo plano el resto de reflexiones. Podéis leer más sobre el asunto de Ítaca Band en los enlaces adjuntos en la descripción del vídeo.

 

Silvia Valle 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *