Mujeres en los festivales: ejemplos a seguir

• Cuando hablamos de incorporar mujeres a los festivales no nos referimos a encuentros como el LadyFest o el Ruidosa. Las propuestas no mixtas sirven para generar espacios propios de actuación y de expresión, pero ¿qué pasa ahí fuera?

En las últimas semanas hemos estado elaborando un documento que estudia la representación femenina en los festivales españoles, que nos dio como resultado una media de un 10% de mujeres y que nos condujo a la siguiente conclusión en forma de artículo: “Mujeres en los festivales de música: algo no va bien“.

El recuento sigue activo y por el camino nos hemos encontrado con joyitas como el Rock Fest donde, de los 221 artistas invitados, solamente dos son mujeres (un 0,91%). Ahí es nada.

Representación de mujeres en el Rock Fest. Recuento: MYM (2017)

Aún así, además de señalar y denunciar la situación de infrarepresentación en la que se encuentran las mujeres en los carteles de los festivales, también nos parece importante visibilizar aquello que sí se está haciendo bien.

Hace unas semanas, tuvimos la oportunidad de disfrutar el festival Xequebo durante el último fin de semana de Fallas. Además de contar con un altísimo nivel en el escenario – con cantautorxs como Eva Sierra, La Otra o Chiqui Lora y con bandas como Tremenda Jauría, Blue Caravan o D’Callaos – llevaba en su cartel una amplia participación femenina. En el caso del Xequebo, y desmarcándose de la tónica general, actuaron un 38,02% de mujeres, un porcentaje mucho más equilibrado en comparación con los incluidos previamente en el recuento. Por otra parte, en el festival Xequebo predominaron las bandas mixtas (en todos los demás festivales analizados, el mayor porcentaje pertenecía o bien a bandas de hombres o bien a hombres solistas).

Representación de mujeres en el Xequebo. Recuento: MYM (2017)

El Xequebo es un festival pequeño y autogestionado que, además, cuenta con varias mujeres programadoras que se preocupan por proporcionar una oferta variada y con equidad de género. Cabría preguntarse en qué medida influyen todas estar variables en el momento de elegir a lxs artistas. Sea como fuere, nos alegramos de que exista un festival con una oferta con tanta calidad y que contribuya a romper las barreras de género en la música (no solo encima del escenario, ¡todas su técnicas de sonido fueron mujeres!). Enhorabuena, Xequebo.

Otro festival que nos ha sorprendido gratamente por la alta participación de mujeres en su cartel es el Músiques Sensibles, un ciclo de conciertos otoñal y de pequeño formato que acoge en Barcelona tanto a artistas emergentes como a figuras de mayor trayectoria. Desde que el festival abrió sus puertas en 2013, ha programado una media del 40% de mujeres solistas en cada edición, visibilizando así a cantautoras como Joana Serrat, Nuria Graham o Sara Pi en auge gracias, en buena parte, a la oportunidad que les proporciona compartir cartel y escenario con otrxs artistas consolidados. A la espera de que se publique el cartel 2017, ya tenemos a Carla Morrison como primera confirmación.

Cristina Torres es la directora y programadora del Músiques Sensibles. Le hemos preguntado por qué hay tantas mujeres programadas. Responde que no es por un esfuerzo extra, sino por la calidad de las artistas.

No es algo que hayamos hablado internamente, simplemente hemos programado mujeres con naturalidad, porque son buenas. Muchas de ellas estaban preparando su disco, y las llamamos para que vinieran a tocar. Existe la creencia de que las mujeres que hacen música no generan público, no venden entradas, pero es rotundamente falso. Hay artistas que defienden muy bien su papel en el escenario, y el público quiere ir a verlas. Por ejemplo, cuando Judit Nedderman o Rozalén pasaron por el festival hicieron ‘sold out’.

Cristina Torres. Directora y programadora del Músiques Sensibles. Declaraciones para MYM.

Nos llama la atención que no se haya hablado de perspectiva de género dentro de la organización del Músiques Sensibles a la hora de convocar a las artistas. Si el hecho de que haya mujeres en el cartel de un festival puede producirse de forma no intencional, entonces conseguir programaciones equilibradas no sería tan complicado como nos hacen creer, ¿verdad?

Cristina Torres también apunta a que en los festivales de pequeño formato es más fácil hacer algo distinto, tener otras sensibilidades y estar menos pendiente de tener que vender entradas y más entradas. La mayoría de los grandes festivales siguen siguen una lógica empresarial y, además, tienen una idiosincrasia mucho más rígida, y programan a bandas masculinas que es lo que se ha hecho siempre, que es lo que la gente pide. La cuestión es: ¿cómo hacer para que las mujeres sean también sujetos visibles en la industria? Internet ayuda, dice Torres, aunque debe ir de la mano de la ayuda y promoción a las actuaciones en vivo.

Antes tenías que pasar sí o sí por el filtro de las discográficas. Las redes sociales han aumentado la libertad para aquellos artistas que generan un producto que la industria considera que vende mal. Pero, al no venderse discos, es importante, y cada vez más, apoyar el directo.

Cristina Torres. Directora y programadora del Músiques Sensibles. Declaraciones para MYM.

Por otra parte, dentro de los festivales más grandes, también hemos encontrado propuestas interesantes. El año pasado, Silvia Valle y Ale Castellano (editoras de MYM), junto a Alba Medrano, participaron en el Espai Conciencia’t del festival Bioritme reflexionando sobre la respuesta a agresiones machistas en este tipo de eventos y sobre la participación de las mujeres en el panorama musical. La charla tuvo una gran acogida y participación por parte de lxs asistentes y parece que los efectos también se han notado en la programación. Nos alegra ver que en la edición en el Bioritme de 2017 se ha incorporado una amplia variedad de propuestas que contribuyen a visibilizar el papel de las artistas femeninas. En primer lugar, la participación de solistas de diferentes estilos, entre las cuales se encuentran desde cantautoras de tradición clásica como Gemma Humet a referentes de la cumbia rap como Sara Hebe, así como DJs y productoras como DJ Mamayé o Dj Partisana. También se apuntan al cartel algunas bandas mixtas con mensajes abiertamente feministas, como Mafalda o El Diluvi, además del conjunto Roba Estesa formado enteramente por mujeres (y muchas más artistas femeninas que podréis encontrar accediendo al recuento del Bioritme o a la programación completa del festival).

Desde MYM:Mujeres y Música estaremos participando en el Bioritme, de nuevo a través del Espai Conciencia’t, para reflexionar sobre feminismo y sobre la situación de las mujeres en la industria musical. 

 

Laura Valls

  1 comment for “Mujeres en los festivales: ejemplos a seguir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *